¿Podemos ayudarle? Alcalá: 913 26 90 77 Atocha: 914 68 52 14 913 62 90 77 914 68 52 14

La importancia de mantener una buena higiene bucal diaria

Mantener una buena higiene bucal diaria - Dental Varas
31st Agosto, 2016

La higiene es uno de los aspectos más importantes en la salud preventiva. Dentro de nuestra higiene diaria, no debemos olvidar la limpieza bucodental, ya que evitará la acumulación de bacterias, que dañen el esmalte o que se formen caries entre otros problemas odontológicos, como la acumulación de placa bacteriana.

En los primeros meses de vida es recomendable visitar al odontopediatra para comprobar el desarrollo correcto de la dentición. Además, es responsabilidad de los padres junto al profesional, crear buenos hábitos bucodentales desde niños.

Cabe destacar la importancia de seleccionar una buena pasta de dientes aconsejado por el dentista. En la mayoría de los casos se recomienda el flúor (fortalecedor del esmalte dental), que debe ser administrado de manera responsable según la edad de la persona. Así mismo, la elección de un adecuado cepillo de dientes según la modalidad de los filamentos para realizar una limpieza eficaz de los dientes y las encías. Recordar que el cepillo de dientes irá cambiando conforme a nuestra edad.

“Uno de los objetivos más importantes de la higiene bucal es eliminar el biofilm oral y sus efectos nocivos sobre dientes y encías”.

No debemos olvidar que el cepillado de los dientes se tiene que realizar al menos tres veces al día después de cada comida, sobre todo si hemos injerido bastante azúcar. Los profesionales estiman la duración del cepillado entre 3 y 4 minutos aproximados.

Señalar que, uno de los aspectos fundamentales de la higiene bucal es la técnica del cepillado. Esta permitirá la eliminación del biofilm oral de una forma cómoda en un tiempo adecuado y sin causar ningún tipo de lesión en los tejidos.

No existe una técnica común para todas las personas, ya que ésta viene determinada por morfología de la dentición, destreza manual del paciente y demás. En cambio, la más recomendada es la “Técnica de Brass”, que consiste en inclinar el cepillo 45º grados entre diente y encía, de manera que los filamentos estén en contacto con el margen encía-diente y abarquen dos o tres dientes. Conviene hacer movimientos circulares sin presión. En los dientes anteriores, por la cara lingual, se debe realizar con el cepillo colocado verticalmente.

No nos podemos olvidar tampoco del hilo dental. Uno de los elementos que no pueden faltar en nuestra higiene bucal diaria. Esta acción nos servirá para eliminar los restos de placa bacteriana y alimentos que quedan atrapados en los espacios interdentarios. Estos espacios suelen ser de difícil acceso por lo que el hilo dental es la mejor solución.

Por último, realizar enjuagues bucales o colutorios (de uso diario o específicos según las necesidades), ayudan a conseguir una higiene bucal completa, reducir eficazmente el biofilm oral y proporcionar el máximo frescor. Es el último proceso que completará nuestra higiene bucal diaria.

Como hemos podido observar, una correcta higiene bucal diaria no se reduce tan solo a un simple cepillado. Estos hábitos de higiene, junto con las revisiones periódicas al dentista, deberá mantenerse de por vida.

  • Archivos