CONSULTA ONLINE
¿Podemos ayudarle? Alcalá: 913 26 90 77 Atocha: 914 68 52 14 913 62 90 77Alcalá 914 68 52 14Atocha

Efectos de morderse las uñas en la salud dental

1493748985_955950_1493749057_noticia_normal
19th febrero, 2020

La onicofagia, o esa mala costumbre de morderse las uñas, puede tener consecuencias negativas para la salud general; pero también para la salud bucodental, en la que nos fijaremos en este artículo.

Morderse las uñas puede tener efectos nocivos en los dedos, en la boca o en el sistema digestivo. Se estima que un 30% de los niños entre 4 y 10 años se muerde las uñas de manera compulsiva, subiendo hasta rozar la mitad de los adolescentes.

El mordisqueo constante de las uñas puede provocar infecciones en los labios y la mucosa bucal, y los problemas dentales. Según datos de la Academy of General Dentistry, un 41% de los niños que se muerden las uñas presenta daños en los dientes y las encías debidos al traumatismo constante producido por el mordisqueo. La onicofagia desgasta el esmalte y causa microtraumatismos que pueden llegar a fracturar o a astillar los dientes. Se produce un desgaste especialmente acusado en los incisivos centrales superiores, circunstancia que, a largo plazo, puede producir un aumento de la sensibilidad dental.

La afección de la articulación temporomandibular es otra de las consecuencias de este mal hábito. Los microtraumatismos sobre las mucosas labiales causados por el mordisqueo y la gran cantidad de bacterias presentes debajo de las uñas aumentan la incidencia de infecciones (herpes labiales, rágades bucales, aftosis, etc.). Si a la acumulación de bacterias se le suman una mala higiene bucodental, al tabaquismo o al alcoholismo; la posibilidad de sufrir enfermedad periodontal y halitosis se incrementa.

Para evitar todas estas complicaciones, es muy importante concienciar a la persona afectada para que abandone este hábito patológico e instaurar las medidas terapéuticas más elementales, como pintarse las uñas con un esmalte de sabor amargo.

  • Archivos