CONSULTA ONLINE
¿Podemos ayudarle? Alcalá: 913 26 90 77 Atocha: 914 68 52 14 913 62 90 77Alcalá 914 68 52 14Atocha

Odontología: desde el Antiguo Egipto a la actualidad

origen odontología
2nd julio, 2020

Mucho se sabe sobre la odontología, pero ¿alguna vez os habéis preguntado cuál es el origen de ésta? Hoy, desde Dental Varas queremos hablaros de ello.

Para empezar con este tema, hay que remontarse al Antiguo Egipto ya que en el año 3.000 a.C. los egipcios ya hacían incrustaciones de piedras preciosas en los dientes. Tres siglos después, en China, se comenzó a utilizar la acupuntura para aliviar el dolor asociado a la caries dental.

Por otra parte, en la Antigua Roma el cuidado bucal se convirtió en algo muy importante. Pero los dentistas tal y como los conocemos a día de hoy, no aparecieron hasta el siglo XVIII en Francia.

Hasta entonces, la boca no recibía grandes cuidados. La higiene bucal se limitaba a frotar los dientes a diario con un trapo, pero si aparecía algún dolor y las pociones usadas la época no lo calmaban, procedían a extraer la pieza.

Lo curioso de esto, era que la extracción era una forma de entretenimiento público, al igual que las ejecuciones. Fue así como surgió en París un personaje bastante conocido al que llamaban «Le gran Thomas«, un sacamuelas que trabajaba en Pont Neuf, y que tenía un letrero en el que podía leerse: «Dentem sinon maxillam – El diente y si no, la mandíbula«.

Tuvo que llegar el año 1720 para que un grupo de personas con conocimientos de cirugía empezasen a llamarse a sí mismos dentistas. Los servicios que ofrecían eran muy variados: calzas, blaqueadores, ortodoncias,… Pero no fue hasta finales del siglo XVIII que se produjo otro avance en la profesión.

El cirujano parisino, Nicolas Dubois de Chémant, tuvo la idea de que podían elaborarse dientes hechos de porcelana y así sustituir las prótesis del momento, realizadas, bien con dientes humanos, o con los de los animales; esto producía una desagradable halitosis.

A raíz de esto, en 1789, y contando con la fábrica de porcelana de Sèvres, su idea se convirtió en una realidad ya que aparecieron los “dientes incorruptibles”.

  • Archivos